22 ejercicios de escritura creativa

Escritura creativa en vena

Me encanta la escritura creativa. Me gusta probarme y ver de lo que soy capaz juntando palabras; crear historias a partir de una frase, de una imagen o de un concepto a priori anodino.

En el momento en que te acostumbras a trabajar la creatividad, tu forma de escribir cambia automáticamente. Dejas de sentirte limitado/a y descubres el infinito mundo de posibilidades que te ofrece tu imaginación.

La creatividad es la inteligencia divirtiéndose.

Albert Einstein

Ponte ante cada ejercicio como si estuvieras retando a tu intelecto y diviértete. Fíjate si sientes vergüenza, miedo o crees estar escribiendo idioteces. Es exactamente ese juicio interno el que corta el flujo de tu escritura. Mantén a raya al bloqueo creativo.

Puedes leer en esta entrada que escribí hace unos meses 4 libros que recomiendo para trabajar la escritura creativa.

⭐️ Y también puedes adquirir mi curso de escritura creativa por solo 30€.
Te va a encantar tener un cuaderno de ejercicios tan completo donde trabajar todos los aspectos de la escritura. ¡Son 101 propuestas para escribir relatos! Ahora sí que no puedes decir que te faltan ideas… ⭐️

Para ir abriendo boca, aquí te dejo los 22 primeros ejercicios.

¿Me cuentas en comentarios qué te han parecido? ¿Me compartes en comentarios alguno de tus relatos? Me encantará leerte y que otras personas que lleguen hasta aquí lo hagan también.

✍🏼 22 ejercicios de escritura creativa

  1. «He atravesado el espejo». Continúa la historia a partir de esta frase. En presente y en primera persona.
  2. «Julián se despertó sin dientes». Continúa la historia y trata de introducir un diálogo.
  3. «Mi último regalo». Aquí toca pensar un poco. ¿Regalo material o conceptual? ¿Lo recibes o lo das? ¿Qué y a quién? ¿Cuándo? Este debe ser el título de la historia.
  4. «He pasado la noche atrapado en el zoo». ¿Qué ha sucedido durante la noche? ¿Por qué no salí a tiempo? ¿He estado solo/a?
  5. Escribe un poema. Intenta como mínimo llegar a los 14 versos.
  6. «María podía ver el futuro». Esta vez te doy la frase final. Tu texto tiene que terminar así.
  7. «El día que nací». ¿Qué sucedió? ¿Cómo fue? Documéntate, pregunta, busca información y luego escribe una historia uniendo hechos.
  8. Describe a Gloria Fuertes. Con este ejercicio trabajaremos las descripciones, así que busca imágenes de este autora, léela, documéntate y describe cómo es nuestro personaje.
  9. Dialoguemos. Inventa el diálogo entre dos personajes. Uno de ellos cree que su vecino ha robado un coche. Recuerda que los diálogos se escriben con raya (—) y cada personaje habla en una línea diferente.
  10. La vida de una guitarra. ¿Cómo ha sido? ¿Cómo es? Elige tanto a sus dueños como el tiempo verbal en el que contarás la historia de la guitarra.
  11. Una amenaza. No contextualices. Solo escribe una nota amenazante a alguien y en ella explica el motivo de tu agresividad. Indaga en el lado oscuro de tu voz (para que luego vaya en favor de tus personajes).
  12. El genio de la lámpara. Cambia la historia. Eres el genio y has decidido no conceder tres deseos sino que ahora concedes… ¡Sé creativo/a!
  13. El colmo de la mala suerte. Escribe la historia de una persona a la que solo le suceden desgracias y, sin embargo, mantiene el buen humor.
  14. Una carta de amor especial. Escribe la carta de amor más empalagosa del mundo.
  15. Escribe un relato en 1ª persona y en presente con la imagen 1.
  16. «Les amants». ¿Qué cuenta esta imagen? ¿Quiénes se besan? Elige el narrador y describe el beso.
  17. «El grito» de Munch. Ponte en la piel de pintor; para ello, documéntate y lee por qué pintó este cuadro o si no invéntate el porqué del autor.
  • 18. Los ángeles de la Capilla Sixtina. ¿De qué hablan? Hazlos dialogar con un toque de humor.
  • 19. ¿Qué transmiten estas dos obras de Alejandra Salgado? Fíjate bien en los detalles. Inventa la ciudad donde transcurre la historia.
  • 20. La extraña pareja. Historia de 300 palabras. ¿Quiénes son las dos personas que pintó Toulouse-Lautrec? Crea su relación.
  • 21. Escribe una fábula. Como sabes, es un relato en prosa o verso que proporciona una enseñanza o un consejo moral.
  • 22. Abracadabra, pata de cabra. Escribe un conjuro para convertir a alguien en ¿qué o quién? ¿Eres una bruja buena o una con malas intenciones?

La creatividad literaria son horas de escritura

No te agobies si al principio no te salen los textos como esperas. Ten en cuenta que las expectativas siempre van a estar muy arriba y que nosotros nos miramos como si fuéramos pequeñitos. La escritura también tiene una curva de aprendizaje. Y la práctica es lo que hace al maestro. ¡No lo olvides!

Todos somos creativos/as. Todos podemos contar historias. Lee mucho, muchísimo y, por supuesto, escribe. Escribe sobre todo lo que se te pase por la cabeza. Aquí te he dejado 22 ejercicios geniales para que trabajes tu escritura. Si necesitas un empujón mayor, continúa tu formación con el curso de escritura creativa que he creado para todos aquellos que quieren empezar a escribir, pero no saben por dónde ni cómo, y para todos aquellos que quieren contar otro tipo de historias y se creen poco originales.

Te ofrezco 3 alternativas.https://escuelaindiedeescritura.com/curso-de-escritura-emocional/

¡Nos leemos!

Espero que estos ejercicios te hayan gustado. ¡Esto es un no parar, señores!

¡Venga, escribe, que tengo ganas de leeros por aquí!

Besazos.

10 comentarios en “22 ejercicios de escritura creativa”

  1. Hola! Te encontré por casualidad y me atrevo a compartir el relato del primer ejercicio, así, sin red. Saludos.

    He atravesado el espejo.
    Me atreví por fin a cruzar al otro lado.
    Siempre fui miedosa, apocada, mi “modus operandi” era esconderme hasta de mi misma. Prefería vivir sin vivir realmente, por el miedo a lanzarme al vacío que imaginaba había ahí fuera.
    Prefería esta vida lineal antes de subirme a esa montaña rusa que suponía había al otro lado.
    Pero todo esto cambio hoy, de repente, sin pensarlo demasiado, me puse mi mejor vestido, pinté mi sonrisa, sí, porque empezaba de verdad a sonreír, de rojo y atravesé el espejo.
    Esto lo escribo desde el otro lado y la pregunta es: ¿por qué no lo hice antes?.

    1. ¡Qué alegría leerte, Charo! Y mil gracias por haber atravesado el espejo y tener la valentía de compartir tu relato. Yo estoy encantada de que lo hayas hecho. Me gusta el final que propones, haciéndote la pregunta clave: «¿por qué no lo hacemos antes?».

      Un beso grande.

  2. Mi problema es que me creo un gran escritor… Durante toda mi vida me decía a mi mismo que no tenia ningún don, que moriría siendo un don nadie sin aspiración, pero un día descubrí sin comerlo ni beberlo que escribir era aquello para lo que había nacido. Hasta que empecé a odiar todo lo que escribía. Todo me daba vergüenza, estaba mal o no era ni la sombra de lo que fue… Empecé a escribir en una depresión y cuando salí de ella fue cuando me apague. Mas adelante escribía muy poquito y había perdido tinta… Ahora volvi con fuerza y me asombro de mi mismo. Tengo una confianza que ya quisiera en los demás ámbitos de mi vida.
    Pero llevo escribiendo muchos años. Tengo 23 y aun no tengo nada… Porque necesitó ayuda. Una mano que lea lo que escribí y me diga si es bueno o solo soy yo dandome aires de grandeza. Lo que mas me ocurre es que si releo algo no se continuarlo me obsesionó y lo leo tantas veces que lo llego a odiar y me aburre cuando en un principio lo amaba. Y pienso. Si me aburre a mi quien va a querer leer esta mierda. Pero a la vez se que soy bueno.

    1. Hola, Romeo.
      En primer lugar, gracias por comentar y contarme cómo te sientes respecto al mundo de las letras. La autoestima y la confianza bailan, es el conocido síndrome del impostor. No obstante, solo tienes 23. Saramago, por ejemplo, empezó a publicar pasados los 40.
      No importa cuándo. Importa el qué y el cómo.
      Lee mucho, escribe mucho más y revisa objetivamente tus textos, pero no tantas veces como para hartarte de ellos. Participa en un concurso, apúntate a un grupo de escritura, no sabes lo mucho que puede aportarte adquirir una visión externa sobre tu trabajo.
      ¡Ah! Y persevera. Es la clave. 😉

      Un beso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba