Hablaba en sueños


Reto literario octubre 2021

Alfonsina – dormida – Argentina – gracias – rendición – cumpleaños – perfumado – matinée – magia – recuerdo – maestría – besos – balancín – equilibrio – ilusión – tigre – jaqueca – azul – ruleta – bonito – fajana – oso – alegría – vividor – pancho – pudibunda – Spiderman – alisios – impermanente –
cacahuete – desatino – clavel – planificación

Descárgate la plantilla para escribir tu relato.
¡Ánimo, valiente!

¿Qué es el reto literario?

Cada primer fin de semana de mes organizo en mi cuenta personal de Instagram este ejercicio junto con mi comunidad.

Durante el sábado ellos proponen palabras y para el domingo, yo tengo que escribir un relato «Marca Itzi» que no supere las 300 palabras donde se incluyan todas las propuestas sin variar género ni número ni conjugación (si es el caso).

Si te gusta escribir, te animo a que pongas en práctica tu imaginación y le des a la escritura creativa, porque estos retos molan muchísimo. ¿Te atreves?

Te leo en comentarios. 😉
También puedes etiquetarme en Instagram como @itzisis o @escuelaindiedeescritura para que pueda leerte y compartir tu ejercicio.

¡Nos leemos!

Por de pronto, aquí va el mío. ✨


Hablaba en sueños

Recuerdo cuando Alfonsina dormida me hablaba de Argentina con desatino. Lo hacía desde la rendición del sueño y la ilusión de lo impermanente. «¡Ay, vividor! ¿Te has perfumado para mí?», balbucía. Con lo pudibunda que era, no la imagino hablándome de Pancho con esa alegría en plena vigilia. Le gustaba mantener el equilibrio emocional, era estoica. De hecho, yo siempre pensé que cada charla venía precedida de una meditada planificación. No acostumbraba a hablar de sus sentimientos como quien juega a la ruleta rusa.

Alfonsina me cuidaba. Vivíamos junto a los cines Matinée. La maestría de sus besos me ayudaba a superar la tristeza de la ausencia en cada cumpleaños. Su apoyo era constante, como los alisios que, aunque me producían jaqueca, me permitían sentirme segura, a resguardo, en la fajana que ella había creado para mí cuando mi pequeño y bonito mundo se derrumbó y todos desaparecieron. 

Me llamaba «cacahuete». Llegó como por arte de magia a mi vida y se hizo cargo de mí. Me rodeó de juguetes reutilizados, de un Spiderman cojo y un oso con un clavel en la boca que fueron mis favoritos, y de un tigre azul que utilizaba como almohada cuando me recostaba en el balancín.
Solo ahora, al verla descansar definitivamente junto a él, puedo darle las gracias


¿Te gusta la escritura creativa?

Si es así, ¡escribe!

En la escuela encontrarás un montón de ejercicios para que practiques tu escritura. Recuerda divertirte. La práctica hace al maestro. No te agobies. Inventa, crea, juega.

Recuerda que tienes un supercuaderno con 101 ejercicios de escritura creativa por si los retos te saben a poco.

Y escribe, escribe tu relato aquí que yo te leo. ¡Gracias! Espero que lo hayas disfrutado. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba