La escritura creativa es jugar

No lo podía haber resumido con una frase más cierta, “la escritura creativa es jugar“. Pero no jugar de cualquier manera, sino jugar y arriesgarte a salir de tu zona de confort y permitirte escribir textos que no se ajusten a tus parámetros. ¿Qué digo con esto? Que de nuevo he vuelto a lanzar un reto a través de mi cuenta de Instagram (@itzisis), y he vuelto a pedir que me deis palabras para crear un relato. Parece sencillo, pero no lo es. Sobre todo cuando los participantes eligen las palabras más inverosímiles y pretenden ponerme en un brete. ¿Acaso no me conocéis aún? Me encanta probarme y demostraros a través de mis experimentos que todos, toditos, todos, podemos escribir y jugar… Solo hace falta conectar con la creatividad dormida y ponerla a hacer footing, o mejor dicho, a teclear.


¿Que cuáles eran las palabras sugeridas para el reto de escritura creativa esta vez?


Ahí va la lista, a ver si os compadecéis de mí u os da un ataque de risa como el que me dio a mí a medida que iban llegando las sugerencias…

  • GÁRGOLA
  • SERENDIPIA
  • CABEZUDOS
  • CHUZAS
  • MAGIA
  • MAGIA (2)
  • BOTÓN
  • ESPERANZA
  • ESCAMPAR
  • FRAGANCIA
  • PASIÓN
  • PARANORMAL
  • SORPRENDER
  • PIRULETA
  • ETÉREO
  • TIOVIVO
  • CHARLATÁN
  • MOMENTO
  • DESOXIRRIBONUCLÉICO

♦♦♦♦♦♦¿A QUE PARECEN DE BROMA?♦♦♦♦♦♦ Pues que nadie piense que me he achantado, que ahí va mi propuesta. Os invito a intentarlo y a enviarme vuestro relato en los comentarios. Y por cierto, si os gusta, comentad también, que siempre se agradece y una, como que se motiva mucho más para seguir proponiendo este tipo de juegos. ¡Nos leemos! 


Michael Parkes – Ilustration.

Me pediste que no creyera en la magia, que intentara ser lo más científica posible para permanecer a tu lado. Te escuchaba porque apenas eras un charlatán que no sabía de amor, ni de pasión, ni eras alguien que conociera cuál es la fragancia de la esperanza. Contigo no iba a vivir un tiovivo emocional, me advertiste, nada paranormal, afirmaste.

–De acuerdo –dije–, dame un momento.

En realidad, no necesitaba tiempo, quería seguir degustando mi piruleta de fresa mientras veía escampar. Sonreía para mis adentros imaginándome ese botón que anulara tu voz y tu retahíla sin capacidad de sorprender. Ni a mí ni a nadie. Como esos cabezudos de los que no se espera otra cosa más que un golpe, o una gárgola que escupa el agua que cae del cielo.

Suponía que eras así por tu ADN, ese ácido desoxirribonucléico que formaba tu cadena vital y te había convertido en quien eras a través de genética y herencias. Te escuchaba, sí, porque no me quedaba otra, porque yo había elegido permanecer en lo etéreo, dejar de ser una chuzas, como tú, y creer definitivamente en la magia, porque aquella noche, de la forma más inesperada, la serendipia me demostró que podía cambiar de rumbo y volver a empezar. Me mostró nuevos caminos, otros horizontes. Nuevas formas de vida.

–Un mal paso contigo –susurré en tu oído–, y ahora soy inmortal.

La culpa te hizo caer demasiado rápido.


¡ESTO ES ESCRITURA CREATIVA!


Apagar la censura mental y fluir con las letras. Os recuerdo que si queréis aprender a dejaros llevar y escribir cualquier tipo de relato, yo imparto cursos de escritura creativa. Podéis consultar aquí en la web o enviarme un mensajito con vuestras dudas o sugerencias a hola@itziarsistiaga.com , que yo os atenderé encantada. Un mundo con personas que escriben es siempre un mundo mucho más sensato, más comunicativo y mucho mucho más expresivo. Muaks!

Itziar 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba